Menu

[Opinión] Made in Abyss, o cómo hacer sentir incómoda a la gente con estilo

[Opinión] Made in Abyss, o cómo hacer sentir incómoda a la gente con estilo

Aclaración importante antes de comenzar la lectura de este artículo de opinión. El mismo se va a encontrar plagado de spoilers del anime de Made in Abyss, por lo que si no has visto el anime te recomiendo detenerte, guardar el enlace a esta entrada, ver la serie y, una vez lo has hecho, leerlo. Además, es importante verse el anime a la hora de leer este artículo, ya que hacerlo sin saber qué es Made in Abyss, cómo se desarrolla y cómo termina la primera temporada… Digamos que puede inducir a muchísimos errores y malentendidos.

También he de avisaros. Que no os engañe su estilo bonito y gracioso: Made in Abyss es una historia que no te va a dejar igual, que te hará replantearte muchas cosas externas a la obra de ficción, y si eres una persona sensible te recomiendo no veas el anime ya que hay escenas muy, MUY fuertes. Aclarado todo ello, demos inicio al artículo principal. El anime trata sobre la historia de Riko, una niña que quiere encontrar a su madre en lo más profundo del Abyss, un hoyo enorme en mitad de un misterioso poblado, y de Reg, un niño robot que busca encontrar quién es.

Si has visto el anime, creo que no es necesario que me ponga a hablar de los personajes, de los silbatos de colores ni de los amigos de los peques. Vamos si os parece bien a lo importante, a la chicha, al por qué afirmo que Made in Abyss es un anime que puede hacer sentir incómoda a la gente pero con estilo. ¿Os habéis fijado en el pedazo cambio que hay a partir del capítulo 10? Como bien hablaba con un amigo, es ahí cuando de verdad empieza la serie.

Para aquellos que no recuerden qué pasa exactamente es ese capítulo, es cuando Riko recibe un poderoso veneno en su mano que hace que se le hinche a niveles que da pavor (no os preocupéis, no voy a poner imágenes tan fuertes en esta entrada). Cuando vi esa escena mi cabeza literalmente explotó, jamás pensé que un anime con tanto humor, con buen rollismo, con sí, escenas de acción en las que hay mucho peligro y no sabes cómo van a acabar, jamás pensé que podría ver fotogramas así.

Además ya nos estaban preparando, ya nos estaban diciendo “ey, que en la cuarta cepa vais a ver sangre por doquier”. Pero jamás pensé que llegaría a ser tan… Tan fuerte. Tan gore. Y en ella vemos un dilema tan grande como el de Riko suplicando a Reg “por favor, córtame el brazo. Para hacerlo tienes que romper el hueso antes”. O sea, ¿qué? ¿Una niña de 12 años diciendo que le corten el brazo para ver si sobrevive y cumple su sueño de ver a su madre?

Más de uno se llevaría las manos a la cabeza ante tal imagen, “obligar” a una persona de tan solo 12 años pasar por tal momento y tan explícitamente. Sin embargo, tengo que decir que de esto me he dado cuenta una vez he terminado el anime y me he animado a buscar contenido en Internet… Y como no, tenía que haber ofendidos. Lo primero que pensé al terminar el anime fue “enorme que una historia de adultos la estén protagonizando niños, una estatua a la persona que haya creado el manga”.

Pero nuestra querida Internet es más de ofenderse. Y, sinceramente, creo que exageran. No hay ni una sola escena explícita de fornicación, tal y como algunos han querido asegurar diciendo “madre mía la sexualización con los niños”. Pero, “amoh a veh”, ¡si está todo censurado por los propios dibujantes! Y además, como digo, no hay ninguna escena explícita, solamente chistes con Reg con su aparato reproductor (permitidme no decir otras palabras aquí) y con ambos en plan “uy, que vergüenza el amor y esas cosas”.

Pero donde estén los Ned Flanders… Pero, ¿esto hace sentir incómoda a la gente? Ahí quería llegar. Como bien he comentado, esta incomodidad se hace con estilo, ¿por qué? Porque su creador, Akihito Tsukushi, quiere, o por lo menos esa es la impresión que me da, provocar a la gente. Provocar porque sabe que la gente va a picar, cual pescador que lanza su caña para pescar un pececito. Una mente completamente brillante, que seguramente (no lo sé) defienda el papel de los niños en historias más serias y adultas.

En resumidas cuentas, Made in Abyss, a parte de contar su historia, quiere provocar al espectador. Quiere que este se ofenda, que les critiquen, que hablan mal de ellos, que den a conocer su historia. Que la gente se replantee (quiénes se animan a hacer autocrítica, claro) si ha llegado la hora de ver a los niños en papeles más serios, lejos del enfoque de otros contenidos más infantiles y alegres.

Si has llegado hasta este punto, y has leído el artículo sin haber visto el anime, te recomiendo vayas a verlo ipso facto si te ha picado mucho la curiosidad este artículo. Lamentablemente ya sabes que en el episodio 10 pasa algo muy fuerte, y lo dicho, si eres sensible ten cuidado con los fotogramas que vas a ver… Porque en este artículo “solo” he hablado de lo que les pasa a ellos, pero no de lo que pasa con Nanachi y Mitty, lo cual sí que es muchísimo más fuerte que esto.

Pero, ahora en serio, mírate Made in Abyss. Te va a encantar.

Te puede interesar...

Shergiock

Jefe de marketing. Fan de Resident Evil y de Nintendo, pero abierto a todo videojuego. Estudio Comunicación Audiovisual, y todo lo que tenga que ver con la TV o los videojuegos me chifla. Soy ese que piensa que la música y el sonido son apartados extremadamente importantes en un videojuego.

Comentarios

One comment

  1. Jenny dice:

    Hay cosas muchísimo más fuerte en otros animes. Lo encontré un lindo anime y quedé con ganas de ver más. Me encantó nanachi y su amor por Mitty. Saludos.

Deja un comentario