Menu

Nuestro Equipo Opina: ¿Qué es ser un gamer?

Desde hace un corto tiempo hasta ahora, la palabra ‘gamer’ ha sido la indiscutible sustituta de la palabra ‘jugón’ o ‘viciado’, también han sido muchos los que se han alzado en redes sociales para clasificar a la gente como ‘gamer’ y ‘no gamer’ centrándose en lo que juegan estas personas o cuánto periodo de tiempo le dedican a los videojuegos. ¿Pero de verdad estos saben lo que significa serlo, o depende de cada persona? ¡Nuestro equipo opina!

 

 Shergiock, Redacción.

Muchas personas afirman ser “gamers”, pero yo sinceramente prefiero utilizar otra palabra, “viciado”. Tengo un serio problema con lo que viene siendo la palabra “gamer”. Quienes estamos en el mundillo de los videojuegos y sabemos cómo funciona y cómo son, sabemos que estos no son nada malo ni nos aislan del resto del mundo ni, para nada, es una adicción por mucho que la OMS (un organismo que, se suponía, era un organismo serio) diga que sí.

Sin embargo, eso lo sabemos nosotros, los de dentro. Pero, ¿qué pasa con los de fuera? Sinceramente, yo soy una persona de ir a mi rollo, el qué dirán me importa un bledo. Incluso me da igual que no se respete a los jugadores (o como a mi me gusta llamarlos, viciados). Pero hay algo que no pienso tolerar, y es la mentira.
Hace años nosotros, los viciados, éramos eso, viciados. Entiendo que los chavales adolescentes de ahora no comprendan bien la situación, pero cualquiera que tenga más de 20 años seguro que cuando era pequeño le dirían “ay, es que está viciado, es un viciado de las maquinitas”. Éramos una minoría, y es ahora cuando gracias a los teléfonos móviles inteligentes y, en algunos casos, las máquinas intuitivas de Nintendo (en concreto Nintendo DS, Nintendo 3DS y Wii) cuando esta minoría crece.
¿Esta minoría crece? No. Los viciados ya no existen. Los viciados ya solamente son leyendas vivientes. Ahora es el turno de los gamers. Y, ¿sabéis qué es lo que me da rabia? Que para la gente de fuera ser un gamer es ser un enfermo adicto a videojuegos, que no puede despegarse de la pantalla y que (qué rabia me da) siempre juega a lo mismo: Candy Crash y clones, FIFA, Call of Duty… Y ojo, esos juegos para nada son “malos juegos” (nadie tiene el derecho moral para darlo como verdad).
Seas gamer, seas un viciado o seas lo que seas, te gustan los videojuegos. Eso es lo importante. El qué dirán por mi parte lo voy a ignorar, pero no pienso tolerar la mentira. ¿Que vivimos en una cueva, que no salimos de nuestra habitación? Señores, señoras… ¡Infórmense antes de hablar! 

 

 Danny, Redacción.

No creo que el término gamer esté tan estrictamente cerrado al más intenso jugador, pero tampoco creo que a cualquiera se le pueda llamar gamer. Eres gamer si juegas a los videojuegos con cierta frecuencia y pruebas distintos géneros. Alguien que se vicie al Candy Crush o al Clash Royale no creo que se le pueda considerar gamer como tal, ya que son juegos casuales y simples. Y no, los youtubers que se dedican a abrir cofres del Clash Royale, tampoco. Gamers somos todos aquellos que, independientemente de si somos expertos o unos mancos, disfrutamos de las distintas experiencias que nos ofrecen los videojuegos con un mínimo de contenido, y que, tras acabarnos uno, no nos paramos ahí.

 

 Kosack, Redacción.

¿Qué es ser un Gamer? Si tengo que responder lo primero que me pase por la cabeza sería algo bastante despectivo. Supongo, que tirando ya a unos tintes más generalistas, ser “Gamer” es estar al unísono con la corriente de la cultura del videojuego y todo lo que ello conlleva, disfrutando del medio como un hobby de gran importancia. Sin embargo, yo me considero de la vieja escuela y en mis tiempos no existían etiquetas como tal.
Cuando empezó toda la moda esta de llamarse gamers los unos a los otros, la mayoría de los que vanagloriaban esta palabra eran de un perfil no afín a lo que yo entendía como un apasionado de los videojuegos. Gente joven en su mayoría que se dedicaba a grabarse mientras jugaban diciendo tonterías, el vestir con camisetas y gorras de solapa levantada de sus títulos favoritos o más famosos del momento como Minecraft o Call Of Duty, el creerse superior por los demás al disfrutar de una actividad “geek” que automáticamente los convertían en “frikis” originales e interesantes, sobrevalorar los E-Sports al nivel de pegarse como hinchas de fútbol, etc.
Actualmente estoy bastante despegado de todo ese submundo que arraiga esa expresión. Puede que ahora ser Gamer signifique simplemente que te gustan los videojuegos o que seas un jugador competitivo que se gana la vida con ello, a saber. Yo solo sé que para mí sigue siendo un insulto y la imagen de lo negativo de un ocio que me apasiona enormemente.

 

 Smart Llamas, Medios.

¿Qué es un Gamer? En mi opinión ser un Gamer, es una persona que le encantan los videojuegos, disfruta con ellos y lo comparte con los demás. Y es que los videojuegos ya han llegado a un nivel que se puede considerar un estilo de vida, y eso se resume ser un Gamer.

Como su nombre indica, Gamer es ser un jugador, tanto si suele jugar muchas horas como si juegas solo varios minutos. Pero claro dentro de este término podremos encontrarnos variantes, como por ejemplo:

-Gamer Casual: Para jugadores casuales en los que no tienen mucha implicación o dificultad.

-Gamer Maximun: Para los jugadores que le dedican muchas horas de juego seguidas.

-Gamer Troll: Jugadores que solo buscan burlarse o molestar de forma jocosa a otros jugadores.

-Gamer Fanboy: Jugadores que solo juegan a una plataforma en concreta, ejemplo Sony, Microsoft o Nintendo.

Y muchos más términos que pueden contener la palabra Gamer, pero en general engloban que TODOS somos jugadores.

 

 Txustra, Redacción.

Sinceramente, no me gusta la palabra “gamer” para definirme o para definir, en general, a una persona a la que le gustan los videojuegos. Antes que eso, preferiría ser un “friki” de los videojuegos o un amante de los videojuegos sin más. Por ello, para mí amar los videojuegos es disfrutar cada segundo de la experiencia que nos ofrece este tipo de entretenimiento, saber valorar las cosas buenas y malas dentro de ellos y, por supuesto, no hacer ascos a ningún videojuego que no sea de tu agrado simplemente por el hecho de no ser de tu plataforma favorita.

Aquellas personas para las que los videojuegos han sido una parte indispensable en su vida desde edades tempranas, habrán podido comprobar que no merece la pena estar “atado” a una única plataforma de juego. De hecho, yo mismo he pecado de ello por estar más arraigado a consolas únicamente de Nintendo, perdiéndome muchísimas joyas por un camino en el cual, por fortuna, he ido abriendo comprándome otros sistemas de Sony o Microsoft a la par que disfruto de la multitud de variedad que puede llegar a ofrecer un PC.

Por lo tanto, si realmente os consideráis “gamers” o lo que es lo mismo, amáis los videojuegos, os pido un humilde favor: disfrutad de tantos videojuegos como os sea posible y, sobre todo, disfrutadlos.

 

 Ralencoman, Redacción.

Para mí, ser un gamer, o como se le llamaba en castellano antes de la aparición del famoso término, ser un jugón, consiste en ser aficionado a los videojuegos. Juegues a ellos todos los días, o solo cuando el tiempo de la vida de adulto te lo permita. Pero, ¿qué pasa cuando solo eres un jugador ocasional? Muchos aficionados a los videojuegos te dirán que no puedes serlo, que solo es postureo.

¿Tendrán razón? Depende del punto de vista desde el que se mire. Personalmente, cualquier persona que de verdad sea aficionado a los videojuegos, por muy poco que juegue, puede llamarse gamer, sin importar lo que el resto de la gente diga. Aunque si es verdad, que es difícil sentir amor por ellos si solo juegas alguna vez que otra a juegos de Android y poco más, ¿verdad? 

 

Sin duda una gran variedad de opiniones pero, y vosotros, ¿qué opináis sobre ello?

Te puede interesar...

Susanapz

Soy de las que nacieron con una PSX bajo el brazo hace 21 años, hermana de Crash Bandicoot y elegida por la Keyblade. De día, junto a mi guardián Auron, intento salvar Spira y de noche soy una assassin en busca de la libertad.

Comentarios

No comments

Deja un comentario