Menu

[Análisis] RAID: World War II

No son pocos los juegos bélicos que nos acontecen en los últimos meses. Con la vuelta a la segunda guerra mundial por parte de Activision…

Valoración RAID: World War II

Narrativa - 5
Gráficos - 3
Sonido - 6
Jugabilidad - 4

4.5

El "Payday" de Starbreeze y Lion Game Lion no llega a buen puerto. Es una pena, porque un shooter cooperativo de estas características ambientado en la 2º Guerra Mundial bien pulido habría estado genial.

User Rating: Be the first one !

RAID nos propone tomar el pellejo de 4 soldados muy locos que planean derrocar el imperio nazi desde dentro ¿Lo conseguirán?

No son pocos los juegos bélicos que nos acontecen en los últimos meses. Con la vuelta a la segunda guerra mundial por parte de Activision y su afamada saga Call Of Duty o visitando el lado más gore y revisionado del conflicto con Wolfenstein II The New Colossus.

Algunos estudios más pequeños quieren aportar su grano a este momento histórico tan concurrido y tal es el caso de Lion Game Lion y su Raid: World War II.

Narrativa

La Alemania Nazi va de cabeza en la guerra. Las naciones de la Alianza deciden tomar el toro por los cuernos y formar una organización secreta nueva: RAID. Cada país aportará un soldado de élite a esta organización que se infiltrará en las tierras enemigas para sacudir al imperio nazi desde sus entrañas.

A grandes rasgos, la historia no aporta nada más que un pequeño hilo conductor que evita que se pierda consistencia. Aun así, la misma tiene muy poca carga y el juego acaba por perderse en su función, el de ser un videojuego arcade con objetivos cooperativos. Los personajes tienen mucho carisma, como así denotan en los diálogos, pero no hay apenas registros o situaciones donde puedan brillar, se sienten como avatares y quitando ligeras diferencias, notamos que todos pecan en ser demasiado iguales.

Las cinemáticas dotan algo de personalidad al juego con sus desternillantes escenas finales con actores reales, donde casi siempre vemos a un Hitler perdiendo los nervios y haciendo de las suyas. De hecho, el estilo que se respira en el juego es de un constante tributo a películas como Malditos Bastardos aunque sin llegar tan lejos a la hora de ofrecer una narración simbolista y divertida como ofrecía el film de Quentin Tarantino.

Quitando esto, no hay más músculo histórico que desentrañar, el juego va a lo que va y la historia no es algo que le importe dejarse por el camino.

Antes de cada misión estaremos en una sala “nexo” o base donde podremos gestionar algunas cosas como los atuendos, armas o habilidades que llevaremos.

Gráficos

Estamos ante uno de los puntos menos limados de este título. Bien es cierto que en lo gráfico a un juego de su corte, digamos independiente, no es algo que le podamos exigir mucho, pero en este caso se sustenta un apartado en 3 dimensiones que busca fidelizar un shooter de la 2º Guerra Mundial y la verdad es que, aun con ideas buenas, el resultado ha sido un poco decepcionante. Las animaciones son algo robóticas, los diseños de los escenarios pecan de genéricos y algunas texturas presentan problemas para cargarse decentemente. Por no hablar de los efectos de las físicas no están muy logrados, como cabezas que saltan como corchos de champán (aunque reconocemos que el efecto gore que recrean es gracioso).

Creo que es uno de los apartados que peor han salido parados y el cual Lion Game Lion debió haberse volcado más.

Sonido

La cosa mejora un poco en esta ocasión. La Banda Sonora es una recreación  del cine bélico clásico como “El puente sobre el río Kwai” o “Salvar al Soldad Ryan” pero que no consigue destacar por ningún detalle. Son composiciones sencillas, genéricas, nada originales aunque que hacen bien su labor de ambientar los momentos de acción.

El doblaje en cambio, presenta problemas. Hacemos referencia al casting de actores anglosajones que dan vida a los protagonistas puesto que los nazis utilizan el mismo registro de voz para todas las unidades. Los actores que interpretan a los personajes jugables intentan dar un tono jocoso y gracioso pero entre que las frases se repiten demasiado, el tono de voz que usan es chirriante y utilizan un acento forzado a propósito para definir la nacionalidad de cada uno de los avatares que acaban por sentirse más como una molestia que como un elemento potenciador de la ambientación. Bien es cierto que lo hacen bien a la hora de dotar de personalidad a los susodichos, pero el que exageren las actuaciones consigue echar por tierra la actuación.

Los efectos sonoros de las armas siguen en la línea correcta, son reciclados de juegos de la época de Medal Of Honor Allied Assault o Call Of Duty Big Red One, habiendo al día de hoy grabadoras de sonido que permiten importar el sonido de un arma tal cual o actualizaciones de los mismos explícitamente para los juegos de la 2º Guerra Mundial modernos, los sonidos que oímos en RAID se antojan demasiado sencillos y poco realistas. Lo mismo ocurre con el resto del apartado de efectos especiales, ni cosas como las explosiones suenan como algo que no hayamos escuchado en juegos de hace 10 o 20 años.

Algunas mecánicas como abrir cerraduras recuerdan a las vistas en juegos como The Elder Scrolls aunque son más anecdóticas.

Jugabilidad

La jugabilidad es la parte más controvertida. Este apartado bien podría salvar o incluso convertir un título de estas características en algo muy interesante, sin embargo, estamos ante el peor apartado y con diferencia.

Veamos, la base del mismo se sustenta en trasladar la fórmula del shooter cooperativo de objetivos que vimos en Left 4 Dead o Payday al contexto bélico de la 2º Guerra Mundial. De estos juegos copia algunos elementos como el presentar ciertas unidades especiales (el guiño al Bulldozer de Payday con el Lanzallamas Nazi, por ejemplo). No obstante, la manera en la cual recrea este subgénero se convierte en un tedio debido a muchas asperezas técnicas, repetición incesantes de objetivos mal señalizados y seguidos con cero interés, oleadas de nazis infinitos cuya IA está al nivel de una diana con puntería de Stormtrooper y la kinestética en el tema de los disparos tan mal regulada que muchas veces te fuerza a apuntar a zonas de los enemigos aunque no quieras.

Empezando por lo primero, en lo técnico el principal problema son los tiempos de carga, el juego tarda una eternidad (cerca de 2 minutos en entrar en el menú principal jugando en una Playstation 4 PRO) y tiene ciertas ideas de diseño que nos han sacado de quicio como que no se pueda saltar la cinemática de introducción cada vez que inicias el juego. Luego, existe un ligero retardo en la respuesta de los botones, teniendo en cuenta que mecánicas como recoger un objeto precisan de mantener pulsado un botón de forma constante, que el juego reciba la señal del mando de forma tardía se convierte en algo incómodo más que sugerente. El movimiento de las armas y el desplazamiento de la mirilla es tosco, el cambio entre armas se hace lento y pesado (demasiado exagerado incluso para una recreación realista) y las habilidades especiales suponen una ayuda increíble en combate pero pecan de ser demasiado similares entre los personajes, haciendo de estos avatares totalmente idénticos donde solo cambiarán en función de cómo mejoremos su árbol de habilidades y cuya habilidad especial en algunos casos curarán nuestras heridas o mejorarán la puntería, exiguarán de recargar o aumentarán el daño de nuestros golpes cuerpo a cuerpo. Estas habilidades, que en el terreno funcional cumplen bien y hacen la partida algo más divertida. En cuanto al tema de tener que recoger manualmente la munición del suelo o el volver a los kits de primeros auxilios en vez de salud regenerativa potencia el realismo que pretende el juego y fomenta a los jugadores a cooperar en vez de lanzarse a lo loco contra los enemigos.

En cuanto a la IA, esta peca en ser demasiado sencilla, solo cuando haya muchos enemigos en pantalla estaremos en peligro. La IA aliada no es mucho mejor, si jugamos solos tendremos que cumplir los objetivos sin ayuda, es decir, que si tenemos que trasladar 4 objetos pesados a un punto y que estaban pensados para ser cargados por cada jugador, nos tocará a nosotros desplazarlos haciendo múltiples viajes innecesarios con los soldaditos de la IA detrás nuestra escabulléndose de sus responsabilidades. Por lo demás, estos ignoran nuestras órdenes, dispararán a todo lo que ven y nos encontraremos situaciones desternillantes donde veremos a alguno de nuestros colegas disparando a una pared porque hay un nazi lejano en esa dirección.

Por último en este apartado, recalcar que las funciones multijugador no van del todo bien que nos gustaría. El lag y los problemas de conexión son el pan de cada día aunque cuando das con una partida que funciona bien la diversión se multiplica muchísimo. Se nota que el título está pensado para disfrutarse de forma multijugador y completar niveles en dificultades altas con compañeros humanos es una gozada por la variedad de situaciones que surgirán por el camino, algunas más tensas que otras y puede que hasta alguna graciosa. Lion Games Lion hicieron el juego pensando que los jugadores lo disfrutarían siempre en compañía, lo malo es que si vas con esta idea lo idóneo habría sido concebir el título como un producto solo online, ya que sus vertientes offline son tan sosas y frustrantes por los innumerables problemas que arrastra el juego que habría sido buena idea que fuese unicamente multijugador.

Conclusión

RAID: World War II es la intención de trasladar la fórmula del shooter cooperativo que tan bien funcionan en Payday y similares al terreno del belicismo, pero se queda en eso, una intención. El resultado es pobre y la falta de pulido es preocupante, mire por donde se mire. Ni las cinemáticas de final de cada nivel con Hitler enfadado, ni tan siquiera las charlas cómicas con Jonh Cleese consiguen aupar a RAID como un producto notable.

El análisis se ha hecho en Playstation 4 mediante una clave cedida por 505 Games.

Te puede interesar...

Kosack
Jugador desde hace más de 20 años que disfruta viciando y escribiendo a partes iguales. Además de los videojuegos, donde profeso devoción a los J-RPGs y juegos de acción, me encanta mastear rol de Cyberpunk 2022, bajar litros de cerveza como un día sin pan y leer de forma compulsiva cómics de toda índole. Además, tengo un canal de YT donde me gusta analizar juegos, cómics y series estudiando diferentes enfoques.
Comentarios

No comments

Deja un comentario

¡Escucha nuestro Podcast!

Próximos Lanzamientos

No hay próximos lanzamientos