Menu

[Análisis] Mother Russia Bleeds

Hacía tiempo que no disfrutaba de un título tan centrado en la ultraviolencia desde Hotline Miami 2: Wrong Number. Mother Russia Bleeds nos ofrece un concepto que es relativamente fascinante a su nivel constante de gore. Vamos a hundirnos en el mundo de drogadictos y mafiosos que nos ofrece este…

Nota: 80

Historia - 7.7
Jugabilidad - 8.1
Gráficos - 8.3
Sonido - 8.5
Duración - 7.6

8

Mother Russia Bleeds es una gozada indie al nivel de juegos como Hotline Miami. Es cierto que aún falta que lo pulan para solucionar ciertos problemas de diseño, pero el conjunto cumple muy bien.

User Rating: Be the first one !

[Análisis] Mother Russia Bleeds

Hacía tiempo que no disfrutaba de un título tan centrado en la ultraviolencia desde Hotline Miami 2: Wrong Number. Mother Russia Bleeds nos ofrece un concepto que es relativamente fascinante a su nivel constante de gore. Vamos a hundirnos en el mundo de drogadictos y mafiosos que nos ofrece este juego del grupo de desarrolladores independientes franceses conocidos como Le Cartel.

En Mother Russia Bleeds asumiremos el papel de hasta cuatro personajes, que son capturados de su campamento gitano en las afueras de Moscú, y llevado a unas instalaciones en donde se experimenta con ellos con una nociva droga llamada nekro.

Como es habitual en los videojuegos, conseguiremos escapar de las instalaciones y tendremos que abrirnos paso a puñetazos para vengarnos del hombre que nos ha secuestrado y nos ha metido en vena una droga que nos está devorando internamente por dentro, a la vez que nos vuelve más poderosos en el combate.

Lo que tenemos aquí es la clásica historia de venganza en un juego beat em up, de los de yo contra el barrio (en este caso, yo contra Rusia). A medida que vayamos avanzando y la conspiración se vaya incrementando nuestros enemigos pasarán de ser simples camellos y matones a speznatz sumamente bien entrenados.

Pero en Mother Russia Bleeds no se prioriza tanto la historia como el combate, que es una gozada, se mire por donde se mire. Es increíble como a pesar de la simpleza de sus gráficos, el juego consigue transmitir crudeza en nuestras sangrientas contiendas. Los sonidos de los golpes están pensados para que parezcan casi reales, los enemigos seguirán levantándose a menos de que los reduzcamos a amasijos de carne si queremos sobrevivir, la frustración será constante por la dificultad y la sangre cubrirá la pantalla constantemente, mientras nos cuestionamos al tipo de psicópatas que estamos controlando. Es cierto, que cuenta con fallos, pero a eso llegaremos más adelante. Por ahora centrémonos en lo bueno.

Como ya dije antes, la trama va sobre vengarnos de los hombres que nos han convertido en yonkis de una potente droga, de las cuales hay varias variantes que nos pueden servir en combate. Yo hasta el día de hoy tan solo he conseguido una nueva droga (ya que para desbloquearlas, debes de llegar a la ronda 10 en el modo Arena, lo que es una auténtica proeza si lo haces). Con el botón F nos inyectaremos un poco del suero regenerarnos la vida, con R entraremos en un modo berserker en el que nuestros golpes serán más contundentes y tendremos la posibilidad de hacer fatalities y con Q sobre un enemigo activaremos la habilidad de la droga, por ejemplo, en el caso de tener la Rose Kennedy, podemos hipnotizar a nuestros contrincantes para que luchen a nuestro lado.

En el juego contamos con dos modos: la historia y la arena (supervivencia por oleadas). En el modo historia se darán situaciones distintas constantemente con el fin de mantener el interés del jugador y que la campaña no termine en una monotonía constante de puñetazos. Desde enfrentarnos a varios miembros de la Bratva rusa mientras esquivamos una segadora gigante, organizar un disturbio en mitad de la Plaza Roja, enfrentarnos en un coliseo moderno, esquivar trenes mientras nos liamos a puños y un largo etcétera. En el modo arena cada mapa tendrá también sus variaciones tanto de enemigos, armas y elementos del entorno. Por ejemplo, en el club nocturno lloverán armas del cielo o en las alcantarillas las ratas infectadas por el nekro tratarán de atacarnos.

Habrá una gran variedad de armas, movimientos, drogas y cada uno de los cuatro personajes cuenta con su propia forma de jugar, adaptando cada uno a las necesidades del jugador.

Sergei: Es el personaje estándar y el mejor si empiezas tus andanzas en Mother Russia Bleeds. No es ni muy fuerte ni muy débil, sino que se mantiene en un punto intermedio. Su fatality consiste en arrancarle la cabeza de un puñetazo al desdichado.

Natasha: Personaje diseñado para los jugadores que priorizan la agilidad frente a la fuerza bruta. Suele atacar a sus enemigos arrancándoles la laringe con los dientes (literalmente ese es su fatality).

Iván: Un grandullón fuerte y resistente, pero lento. Hecho para esos jugadores que les gustan imponer su fuerza física, descuidando la capacidad de esquiva y los ataques rápidos. Su fatality consiste en aplastarle el cráneo con la palma de sus gruesas manos.

Boris: Le he echado muchas horas a Mother Russia Bleeds, pero no termino de pillar en que línea está el personaje de Boris. Lo que sabemos es que es un demente que está más allá de reinsertarse en la sociedad por muchos centros de salud mental que visite. Porque es de los buenos, que sino yo firmarían para que lo encerrasen. Su fatality consiste en partirle la espalda al pobre desdichado con el que se cruce.

La música, como en Hotline Miami, es una delicia retro que acompaña perfectamente la violencia que estamos generando a nuestro alrededor. Los fondos y la escenografía sirven para introducirnos a un más en ese mundo hostil, surrealista y cruel que es la Rusia alternativa de este juego.

Ya creo que he dicho todo lo bueno de Mother Russia Bleeds, pero, como bien sabéis, no es oro todo lo que reluce.

He estado viendo en foros de Internet y hay mucha gente que se queja de una elevada dificultad, pero a mi criterio, pienso que es debido a un fallo muy grave de diseño. Con que un enemigo te enganche un golpe, puede darte otros diez más. El tiempo de reacción entre ataque y ataque es tan irrisorio que es imposible que se pueda esquivar.

Al golpear un enemigo y sacarlo fuera del ángulo de la cámara, tendremos que esperar a que ese enemigo vuelva a aparecer para seguir dándole una tumba (y como un arma, te desaparezca del ángulo de cámara, olvídate ya de verla para siempre). Las injusticias en el juego están a la orden del día y eso hace que el título no sea difícil, sino más bien frustrante en algunos puntos, pero eso no lastra el resto de la experiencia.

En resumen, Mother Russia Bleeds es un juego indie más que decente, que sigue la estela dejada por el archiconocido Hotline Miami para dejar su propia y sangrienta huella en el mundo de los videojuegos. Un título más que recomendable para los que se criaron con los beat em up clásicos o para aquellos que buscan un divertidísimo juego de acción.

Si tenéis un ordenador o una PS4 no dudéis en jugarlo.

Te puede interesar...

Comentarios

No comments

Deja un comentario

Pregunta del Millón…

¿Qué importancia tiene los gráficos en los videojuegos?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

¡Suscribete a nuestro boletín!

*Si te registras, o estás registrado, no es necesario que te suscribas a esta lista.
  • RSS ¡Suscribe!
  • APP ¡Gratuita!
  • 904 followers
  • 0 fans
  • 0 subscribers
  • 13 followers

Comunidad: Últimas respuestas

Próximos lanzamientos

Mostrar todos los lanzamientos